Un deporte olvidado

(Por Juan Silverio) El sábado por la mañana en la ciudad de Rosario se llevó a cabo una competencia de gran notoriedad en el mundo de la esgrima. Se disputó en la sede del club Universitario el Torneo de la República. En el mismo tuvieron participación las federaciones de Santa Fe, Buenos Aires, Córdoba y Rosario.

A diferencia del futbol, el básquet o el rugby, esta práctica no presenta muchos adeptos, ya que requiere de muchos materiales costosos para su práctica, desde el traje hasta las armas y sólo tiene cierto protagonismo cada cuatro años, cuando vemos los Juegos Olímpicos por televisión. Es un deporte de carácter individual, pero en este tipo de torneos brinda la chance a sus participantes de competir por equipos representando a su federación.

Además tiene la particularidad que no permite la participación de aquellos que se encuentren ubicados dentro los seis primeros puestos del Ranking nacional de mayores 2014 publicado por la Federación Argentina de Esgrima (FAE) incluida la 4ta, tanto de su rama femenina como masculina. Asimismo, no pueden participar quienes se encuentren ubicados dentro de los dos primeros puestos del Ranking Nacional Juvenil 2014, a la fecha de la competencia, en el arma correspondiente. Esta norma hace que el certamen sea semi-profesional.

A raíz de esta reglamentación, en el torneo realizado en Rosario los esgrimistas mayormente eran de edades entre los 40 a 50 y 18 a 25, ya que en el rango intermedio de estas edades se encuentran los de mayor preponderancia en el ranking.

En la esgrima se tira con tres armas diferentes: el sable, la espada y el florete. Cada una de ellas presenta una característica distinta a la otra, ya sea en su empuñadura como también en el cuerpo de la misma. Además tanto el sable como el florete tienen un tiempo de tres minutos por asalto o cinco tocadas para encontrar a un ganador, el que gana dos de tres asaltos se lleva el match.

En las pruebas por equipos la competencia fue ardua y feroz. Luego de una fase regular que enfrentó a todas las federaciones entre sí, se llegó al armado de un cuadro final o playoff donde el perdedor quedaba fuera de competencia. En la rama femenina la final fue disputada entre el equipo local y Buenos Aires, siendo vencedor este último. Este cuadro se reiteró nuevamente en el turno de los varones, sin cambiar el resultado y así obteniendo Buenos Aires el triunfo en ambos sexos.

De todas maneras es muy importante lo realizado por la Federación Rosarina de Esgrima, ya que consiguió dos segundos puestos y se ubicó como la segunda sede de mayor relevancia en lo que al deporte refiere.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s