DIVISIONES INFERIORES, SU PREPARACIÓN FÍSICA

El trabajo como profe va de la mano con el DT. Muchas veces los malos resultados llevan a dar un paso al costado, por eso no es una labor estable sino muy cambiante. Liga Casildense

(Por Franco Aguirre) En el fútbol, como en todo deporte, existe una figura en cada club que se encarga de que los jugadores lleguen en plena forma al inicio de la temporada, de que mantengan el nivel más alto posible durante la misma y que la acaben de la mejor manera, para llegar lo más frescos posible. Esa persona es el preparador físico. Aunque el trabajo va a variar según a quien vaya destinado. ¿Qué diferencia hay entre la preparación física de inferiores con primera división, de la Liga Casildense de fútbol?

Alejandro Leiva, de 22 años, es preparador físico de las inferiores de Unión Casildense desde hace dos años. La carrera previa le llevó cuatro, aunque de los 15 años hasta los 18 trabajó en el fútbol infantil del club. El grupo que tiene a cargo es la categoría A, que practica tres veces por semana, mientras que la Décima división lo hace cuatro veces en ese lapso, y las edades de los jóvenes van de los 10 hasta los 14 años.

Por su parte, Andrés Carotti, de 30 años, comenzó a trabajar como preparador físico desde el 2012 en el club Unión de Cruz Alta, que pertenece a la Liga Cordobesa. Luego pasó a la Liga Casildense de fútbol, donde trabajó como profe de la primera división en Matienzo, ubicado en la ciudad de Pujato. Actualmente se encuentra como preparador físico en Unión junto al entrenador Pablo Foresi. Muchas veces al no poder conseguir buenos resultados en un equipo hace que cambie de instituciones.

El trabajo de Alejandro Leiva en las categorías menores consiste en hacer entrar en calor a los chicos, la prevención de lesiones, la resistencia física, más como están en una etapa de desarrollo y crecimiento a esa edad se trabaja en forma individual. En relación a la pretemporada en inferiores, ésta comienza un mes antes al periodo de competencia: en las primeras dos semanas se trabaja exclusivamente la parte física para evaluar cómo están luego del periodo de vacaciones, acá se realizan los test de fuerza. Ya cuando el torneo está rodando, en dos días de la semana se sigue trabajando la parte física con trabajos intermitentes con la utilización de la pelota.

En cambio, la labor de Andrés Carotti en las categorías mayores se utiliza una metodología de trabajo 3×1, es decir son tres semanas de carga y una de descarga. En la semana se entrenan cuatro días, en la cual se descansa el lunes porque se viene de la competición del fin de semana. En relación a la pretemporada, unos 50 o 60 días previos al inicio del certamen, puede variar dependiendo de las condiciones climáticas. En ese periodo se busca poder lograr una buena parte táctica y más movilidad con el balón para llegar precisos al torneo de arranque.

“El papel de la nutrición en los jugadores juveniles es de mayor importancia al estar en una etapa de crecimiento es necesario que realicen las cuatro comidas diarias. El mismo jugador tiene que saber que es fundamental la buena alimentación, porque en este deporte es muy grande el desgaste físico que tiene y al no cumplir con esto puede causar varios peligros. En cambio, en los de mayor jerarquía va todo de la mano, tanto la buena alimentación junto a estar bien físicamente, tácticamente y que tengan descanso. Pero generalmente la mayoría de los chicos trabajan aparte de jugar al fútbol y eso hace que no se puedan alimentar correctamente, ni descansar lo necesario”, coincidieron los profes.

La relación del profesor con los jugadores más chicos es de mutuo respeto de ambas partes, en la cual se planificaron la forma de trabajo previo al inicio de las competencias. “Por suerte este grupo de jóvenes que tengo son responsables y saben a los objetivos que tenemos. En relación al entrenador también la comunicación es muy buena, porque fui compañero de el jugando al fútbol y cuando lo tuve como técnico fue un gusto muy grande”, señaló Leiva.

En la otra vereda, Carotti manifestó que “el jugador que llega a primera ya con varios años en juego, no te hace renegar. Porque sabe que hay un dinero de por medio y lo toma como un trabajo. Tal vez si los chicos que suben de inferiores algunos no están tan maduros, llegan con menos obligaciones pero responden favorablemente”.

“El principal tema que preocupa es el de las lesiones, por eso nosotros en el club tenemos un médico el que le va a realizar los estudios y luego el kinesiólogo le dará las pautas a seguir para que nosotros con los trabajos físicos hacemos el tema de recuperación -aseguró Alejadro Leiva-, en estas edades de los más jóvenes las lesiones más comunes son en el tobillo o de rodilla, también de caderas lo cual muchos necesitan plantillas. En cambio, las lesiones musculares son muy pocas, al estar en una etapa de crecimiento no es frecuente en este tipo de edades. Lo que corresponde a la recuperación del jugador en relación a los años va a depender exclusivamente del tipo de lesión que tengan. Aunque un adulto va a tener más tiempo en recuperación, porque hace un desgaste físico más diario, como el trabajo laboral, las obligaciones en su casa, en cambio un joven todo eso no lo tiene por lo cual puede hacer más rápido su vuelta a las canchas”.

En primera división los casos más comunes de lesiones son los desgarros, en los isquiotibiales. La recuperación va hacer mucho más lenta de ellos, ya que tienen más obligaciones aparte del fútbol. Los tipos de lesiones se dan muchas veces por una sobre carga física, por eso es importante la comunicación que hay que tener con los jugadores.

Sin duda que en estos campos de juego que tiene la Liga Casildense influye mucho en las lesiones, porque las más comunes son esguince de tobillo, problemas de tendón de Aquiles y la mayoría se dan por el mal estado del campo.

Para finalizar, ambos entrenadores reconocieron que la diferencia entre la preparación física de inferiores y de primera división, es que en inferiores se busca más la técnica y a través de juegos que los chicos aprendan los fundamentos de este deporte. En cambio, en primera división aparte de la buena preparación lo que se buscan son resultados, siendo totalmente distinto a los más chicos, ya que están formados. Lo que va a variar es la fuerza y el tiempo de trabajo en los ejercicios entre unos y otros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s