Sarmiento de Junín: de la debacle a la resurrección

 (Por Micaela Oros) La historia de un club bonaerense que estuvo en la ruina, y que

con gente capaz buscar regresar a la elite del fútbol argentino

El Club Atlético Sarmiento, ubicado en la localidad bonaerense de Junín, fue fundado el 1 de abril de 1911, primeramente bajo el nombre de Sarmiento Football Club. Recién en 1933, la Asamblea del club aprobó el cambio del nombre y comenzó a utilizarse la primera denominación. Antes de ingresar al profesionalismo, tuvo una destacada actuación en el fútbol amateur, ganando 13 campeonatos de la Liga Deportiva del Oeste entre 1917 y 1950. Desde su ingreso al profesionalismo, en 1952, cosechó momentos de gran importancia que valen la pena resaltar.

 

Tras una década de permanencia en las categorías de ascenso, en 1980 consiguió subir a la Primera División por primera vez en su historia, siendo la única oportunidad en conseguirlo ya que luego de dos temporadas, descendió a la Primera B.

 Después de alternarse la Primera B con la Metropolitana, finalmente en la temporada 2011/2012 logró subir a la Primera B Nacional, lo que le permite disputarse la chance de subir, nuevamente, a la máxima categoría del fútbol argentino.

 El club oriundo de Junín hace de local en el Estadio Eva Perón, con capacidad para 22 mil espectadores. El hecho alentador es que a fin de año, se ampliarán a 29 mil las localidades disponibles. Todo un trabajo hecho desde hace nueve años, gracias a la institución que comanda la Comisión Directiva que encabezan el presidente Fernando Chiófalo y el vice, Claudio Perkusic.

 Una de las autoridades de Sarmiento, Perkusic, contó que al asumir en 2005, encontraron una institución que afrontaba una crisis económica, institucional y deportiva. En los primeros tres años, el objetivo principal de dicha comisión fue cancelar los juicios laborales y pagar las deudas que el club tenía con los bancos, jugadores y personal de la institución. Luego, la segunda autoridad apuntó a lo que se propusieron ya estando libres de adeudamiento: “El paso siguiente fue hacer crecer el club institucionalmente, antes de lograr el ascenso (a la B Nacional). Durante los tres años que siguieron nos dedicamos a mantener el club económicamente y a realizar obras”.

 “Se hizo un restaurante, un gimnasio, una pensión para 30 jugadores, para traer chicos de la zona para jugar en divisiones inferiores”, agregó Perkusic. En tanto, con respecto a los juveniles añadió: “Empezamos a jugar con equipos de la B Metropolitana y después de la A. Eso era bueno para sacar jugadores del semillero del club”.

 Por otra parte, el vicepresidente recordó que antes no poseían inferiores en condiciones que permitan que los jugadores crezcan. Incluso señaló que “los chicos antes jugaban en la Liga Deportiva del Oeste”, pertenecían a un nivel que “no era bueno para competir en el futuro en fútbol profesional”. Aludió, también, que entrar en el sistema de la Asociación Fútbol Argentino (AFA) permitió entrar “en otro nivel” de juego que ayudó al crecimiento, sobre todo en la parte futbolística y en el nivel de competencia. Más tarde, habló de lo que fue el éxito de las obras en el predio, en el cual también agregó sobre la venta del merchandising del club.

 Sobre la llegada al Nacional B, Perkusic remarcó: “Con el ascenso se empezó a competir en otro nivel. En principio jugábamos en divisiones inferiores en AFA, pasamos a jugar con la A y la B Nacional, porque están todos juntos”. E incluso dijo: “Se compró un colectivo doble piso para abaratar costos, ya que se juega todos los fines de semana y tenés muchos viajes, a Capital Federal y al interior del país”.

 Cuando se metió de lleno en la B Nacional, explicó que a Sarmiento le dio “otra perspectiva” y llevó a “acomodar el estadio” para lo que exige la categoría y también la Primera División. Se hicieron los palcos VIP y más tarde las cabinas de transmisión, porque el hecho de jugar contra equipos de trayectoria hace que lleguen muchos medios del equipo visitante, como fue el caso de Independiente, con gran cantidad de periodistas de Buenos Aires.

 “Tenemos proyectado en una de las cabeceras armar una tribuna para 5 mil personas porque con la reestructuración del nuevo torneo que probablemente asciendan 10 equipos tenemos muchas posibilidades -dijo- y si tenemos la suerte de poder pegar el salto (a Primera División) van a haber muchos partidos que el estadio va a quedar chico, y la idea es hacer otra tribuna para tener más capacidad y poder recaudar mayor dinero”.

 Luego, manifestó la importancia de los socios, contó que en un principio eran 1500, y con el ascenso se llegó a 3500, y ya en B Nacional se alcanzaron los 5 mil, que si bien para ellos “no es lo ideal” es una “suma importante”, sobre todo en lo económico por la cuota, ya que con las personas no socias se depende de “si va a la cancha”.

 En cuanto a otras actividades, Perkusic hizo hincapié en el básquet de Sarmiento, en donde contó que se realizaron varias obras en el estadio, se pintó y construyó una tribuna. El baloncesto es el segundo deporte por el cuál se conoce a la institución, que se ve reflejada en el éxito obtenido al conseguir el ascenso al Torneo Federal. También explicó que se agregaron otras disciplinas, como el vóley y el hockey, y la creación de una cancha de césped sintético para el Fútbol 5, que se inauguró hace unos tres meses, además de unas flamantes canchas de tenis.

 A pesar de todo el crecimiento, Sarmiento cuenta con poco espacio para desarrollar sus actividades debido a la creación de la ciudad deportiva cerca. Es por ello que la idea de la comisión es adquirir terrenos para hacer más canchas de fútbol y de otras actividades, entre ellas, una cancha de césped sintético para hockey. Igual, el dirigente reconoció que las obras se realizan en base al dinero que se obtiene en el momento. “La gente se quejaba que Sarmiento era fútbol profesional y el que era socio no tenía ningún beneficio más que entrar gratis a un partido. Se trató de ir agregando más disciplinas, en un momento se agregó artes marciales, que se hacen en un salón cerca”, confesó Perkusic. Y, a continuación, agregó: “Hace cinco años se comenzó a trabajar en la escuelita de fútbol y hoy contamos con unos 500 chicos, que son de 5 a 7 años”.

 En donde destacó una gran diferencia en el tema económico fue con los sponsors, ya que en contraste con otras instituciones donde hay apoyo local o provincial, en el caso de Sarmiento cuentan con las cuotas de los socios, los derechos de televisación, las publicidades que se consiguen en la ciudad para la indumentaria y los avisos en los partidos. Sin embargo, destacó que ha aumentado el apoyo gracias a los resultados que se obtuvieron.

 Además, Perkusic habló sobre la comisión directiva tras nueve años al frente de la institución: “Estamos en nuestro quinto mandato (dura dos años cada período), nos quedaría un año más, el 30 de junio de 2015 termina el mandato. Llevamos un desgaste muy grande, pero si damos un paso al costado queremos gente que pueda continuar con este proyecto. A lo mejor sigamos todos o que dentro de la comitiva puede que se roten algunos puestos”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s